Universidad del Zulia
Correo LUZMapa del sitio
Bookmark and Share
01 de noviembre de 2014
 

Contáctenos

 

Facebook Dirección de Cultura LUZ

 

Twitter Dirección de Cultura LUZ

 

images/stories/topes/tope_paquesepais.jpg

Agrandar texto   Reducir texto   Reestablecer texto    
El 20 de enero conmemoramos el Día de San Sebastián, patrono de Maracaibo PDF Imprimir Correo

 

Javier Vílchez

 

El origen del culto a San Sebastián se inicia en la época de la colonia., a causa del asedio de los indios hacia los maracaiberos, quienes ante la necesidad de protección buscaron auxilio en el cielo, por lo que deciden nombrar a San Sebastián patrono de la ciudad, convirtiéndose desde entonces en el protector de Maracaibo, fue escogido por el hecho de que su muerte se produjo a causa de las flechas que clavaron en su cuerpo  los soldados del emperador romano Dioclesiano, en el siglo III.
 

Según registra la historia San Sebastián fue un soldado romano, del cual se desconoce su fecha de nacimiento, pero se sabe que ingresó en el ejército el año 269, fue ascendiendo en tiempo de los emperadores Dioclesiano y Maximiano hasta que le confiaron el mando de la primera cohorte y fuese agregado como cuarto militar del emperador.

 

Al ingresar en el ejército era ya cristiano; pero tal como iba ascendiendo tenía más libertad de movimiento, por lo que se empleó a fondo en ayudar a los cristianos que eran perseguidos y finalmente sufrían el martirio. Su valentía y generosidad le granjeó importantes conversiones, pero también la ira de Dioclesiano, que lo hizo ejecutar atándolo a un árbol y haciéndolo asaetear por los arqueros de Mauritania. Hizo que dejasen allí su cadáver para que fuese pasto de hienas y buitres. Pero fue por la noche a recogerlo una piadosa viuda llamada Irene, para darle sepultura; y resultó que todavía estaba vivo, por lo que se lo llevó a su casa y le curó las heridas. Una vez repuesto, se presentó Sebastián ante el emperador en las gradas del templo de Heliogábalo. Éste, irritado, le hizo apalear hasta que expirase y mandó tirar su cuerpo a la cloaca máxima. Santa Lucina, una piadosa matrona romana, recuperó el cuerpo en el Tíber y le dio sepultura en las catacumbas. Sus reliquias fueron tenidas en gran estima.
 

A San Sebastián, se le invoca contra las flechas envenenadas, las plagas y enfermedades; se le considera el santo patrono de arqueros, soldados y atletas. En Maracaibo, además de pedírsele protección contra las flechas envenenadas de los indios, se le imploró por la salud de sus habitantes durante la epidemia de cólera de finales del siglo XVIII. Cada año se le otorga en este día la Orden .San Sebastián, en sus Clases I, II Y III, a personalidades destacadas de la región.

 

 




^ Subir