Universidad del Zulia
Correo LUZMapa del sitio
Bookmark and Share
20 de abril de 2014
 

Contáctenos

 

Facebook Dirección de Cultura LUZ

 

Twitter Dirección de Cultura LUZ

 

images/stories/topes/tope_paquesepais.jpg

Agrandar texto   Reducir texto   Reestablecer texto    
El 3 de febrero conmemoramos el nacimiento de Antonio José de Sucre PDF Imprimir Correo

 

Javier Vílchez 

Antonio José de Sucre. Nace en Cumaná, el 3 de febrero de 1795. Militar y político venezolano. Se plegó a la causa emancipadora, como Abanderado de Ingenieros, participó en la campaña de Miranda (1812) contra los Realistas, durante la cual ascendió a Teniente.

Tras el fracaso de este primer intento emancipador, se refugió en la isla de Trinidad, donde entabló contacto con Mariño, a quien siguió en 1813 en la expedición de reconquista de Venezuela, en la que tomó Cumaná e intervino en la organización del ejército de Oriente. Su arrojo y sus dotes para la guerra determinaron su ascenso a Teniente Coronel, tomó parte en la ofensiva sobre Caracas. Vencido su ejército en Aragua y Úrica, debió huir para no ser apresado por los Realistas.

En 1815 participó en la defensa de Cartagena de Indias, desde donde pasó a combatir en la Guayana y el bajo Orinoco. Con el Grado de General de Brigada, marchó en 1818 a Angostura, donde Simón Bolívar había instalado su cuartel. Allí se ganó la amistad y el respeto del Libertador,. Enviado a las Antillas con la misión de obtener armas, a su regreso en el ejercito de Mariño, quien combatía en el Oriente venezolano; más tarde pasó al estado mayor de Bolívar y fue designado integrante de la comisión que firmó el armisticio y la regulación de la guerra de Santa Ana de Trujillo (1820) con el General Realista Pablo Morillo. Al año siguiente, marchó al frente de un ejército en apoyo de la sublevación de Guayaquil, que tuvo su culminación en Pichincha, batalla librada en 1822. Con esta victoria de Sucre se consolidó la independencia de la Gran Colombia, se consumó la de Ecuador y quedó el camino expedito para la liberación de Perú, tras la renuncia de San Martín. Sucre entró en Lima en 1823, precediendo a Bolívar.

Participó con él en la batalla de Junín y, el 9 de diciembre de 1824, venció al Virrey La Serna en Ayacucho. El Parlamento peruano lo nombró Gran Mariscal y General en Jefe de los ejércitos. Al frente de éstos marchó al Alto Perú, donde proclamó la República de Bolivia en homenaje al Libertador, a quien encargó la redacción de su Constitución. La Asamblea local lo nombró Presidente vitalicio, pero dimitió en 1828 a raíz de los motines y la presión de los peruanos opuestos a la independencia boliviana. Se retiró a Ecuador acompañado de su hija y de su esposa. Después ayudó a Colombia, invadida por el peruano José de la Mar, a quien derrotó en Portete de Tarqui.

Tras la firma del tratado de Piura, marchó a Bogotá como delegado de Ecuador.  Formó parte de la comisión encargada de negociar con el General Páez, alzado en armas por la independencia de Venezuela. Se dirigía a Ecuador para evitarla, cuando en la Sierra de Berruecos es víctima de una emboscada, al parecer ordenada por José María Obando, jefe militar de la provincia de Pasto.

Durante veinticuatro horas permaneció insepulto su cadáver, hasta que una comisión de La Venta le dio sepultura en la misma selva, en el punto llamado La Capilla. Hoy sus restos están sagradamente vigilados por los ecuatorianos en la Catedral de Quito. La capital oficial de Bolivia lleva su nombre. 




^ Subir