Universidad del Zulia
Correo LUZMapa del sitio
20 de agosto de 2017
 

En la Red


   

images/stories/topes/tope_paquesepais.jpg

Agrandar texto   Reducir texto   Reestablecer texto    
El 5 de febrero conmemoramos la muerte de Armando Molero PDF Imprimir Correo

 

Javier Vílchez

 

El 5 de febrero de 1971, fallece en la ciudad de Maracaibo, Armando Molero, quien se  labró un estilo único en su carrera en la difusión de géneros musicales autóctonos, razones por las cuales fue considerado en su momento como el más grande cantautor popular de Maracaibo.

 

Armado Molero, llamado “el cantor de todos los tiempos”, nació el 20 de enero de 1899, entre sus canciones mas reconocidas  destacan el moñongo, el cocotero y Maracaibo de antaño, temas que lo inmortalizaron como artista popular.

 

Los maracaiberos de la década de los cincuenta, cuentan que a ellos no les hacía falta el reloj para saber que eran las 12:00 del mediodía, ya que la música que Armando Molero usaba para iniciar su programa les servía como referencia horaria

 

Don Enairo Villasmil, el famoso joyero de la virgen, solía decir que la música de Armando Molero, le despertaba el apetito, pues melodías como Josefina, Una flor, la tarde, Tu boca, Con el Sombrero en la Mano, la Suegra, el Estudiante, el Beodo, el Hijo Ausente, el Cocotero, Maracaibo de Antaño y el Moñongo, pasaron a formar parte del aderezo que los zulianos utilizaban para elaborar sus comidas  

 

Armando Molero, fue un destacado Guitarrista, Compositor y Cantante, considerado como el más grande cantautor popular de Maracaibo

Artistas de la talla de Lila Morillo, Tino Rodríguez y Jesús Sevillano interpretaron algunas de sus canciones más emblemáticas,

 

Para el gaitero Agdénago Neguito Borjas la huella de Molero quedó reflejada en el tiempo. “Fue la referencia musical más importante que tuvo el Zulia en su momento”. El Historiador Kurt Nagel, al referirse a este cantor, llego a señalar en varias ocasiones que  “al pueblo le encantaba porque tocaba con mucha alma para ellos. Era un cantor popular, nada refinado, pero muy nuestro, muy folklórico, muy sentimental, muy romántico”, otros historiadores como el Doctor Luis Guillermo Hernández y el Profesor Jesús Ángel Parra, lo describieron como “un cantante vernáculo de serenatas callejeras, con voz pastosa y de un estilo lleno de remembranzas”.

 

 

 




^ Subir