Universidad del Zulia
Correo LUZMapa del sitio
20 de septiembre de 2017
 

En la Red


   

images/stories/topes/tope_paquesepais.jpg

Agrandar texto   Reducir texto   Reestablecer texto    
El 22 de marzo celebramos el Día Mundial del Agua PDF Imprimir Correo

Javier Vilchez

En la Conferencia de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente y el Desarrollo realizada en Mar del Plata, Argentina en 1992, se dan los primeros pasos que conllevan a la Asamblea General de las Naciones Unidas, adoptar el 22 de febrero de 1993, la resolución en la que se declara al 22 de marzo, como El Día Mundial del Agua. Su objetivo es sembrar conciencia sobre la necesidad de usar y cuidar de manera responsable el agua.

Según revelan estadísticas de la ONU, hoy en día hay 7.000 millones de personas que alimentar en el planeta y se prevé que habrá otros 2.000 millones para el año 2050. Las estadísticas indican que todas las personas beben de 2 a 4 litros de agua a diario, sin embargo, la mayor parte de esa agua, está incorporada en los alimentos que consumimos: producir 1 kilo de carne de vacuno, por ejemplo, consume 15.000 litros de agua, y 1 kilo de trigo 1.500 litros.

La Celebración de El Día Mundial del Agua 2012, está bajo la responsabilidad de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO). El tema de este año es "El Agua y la Seguridad Alimentaria". Entre los eventos pautados para la Celebración de El Día Mundial del Agua 2012, destacan: el Foro Mundial del Agua, el Día Mundial del Agua y la Semana Mundial del Agua, en el que se abordaran temáticas como las relaciones entre el agua y la producción de alimentos y la forma para alimentar a las poblaciones en crecimiento dentro de los límites de nuestros recursos hídricos.

En el mensaje del Secretario General de la Naciones Unidas, Ban Ki-Moon, con motivo de El Día Mundial del Agua 2012, destaca que: "A fin de garantizar la seguridad alimentaria e hídrica para todos se requerirá la plena participación de todos los sectores y agentes. Será necesario transferir tecnologías hídricas apropiadas, empoderar a los pequeños productores de alimentos y conservar los servicios esenciales de los ecosistemas. Se requerirán políticas que promuevan los derechos al agua para todos, una mayor capacidad reguladora y la igualdad entre los géneros.

También será esencial invertir en la infraestructura hídrica, el desarrollo rural y la ordenación de los recursos hídricos. Todos deberíamos sentirnos alentados por el renovado interés político por la seguridad alimentaria, como demuestra el alto grado de prioridad que se atribuye a esta cuestión en el programa del G-8 y del G-20, el hincapié que se hace en el nexo entre alimentos, agua y energía en el informe de mi Grupo sobre la sostenibilidad mundial, y el número cada vez mayor de países que se comprometen a fomentar la nutrición.

En este Día Mundial del Agua, insto a todos los asociados a que aprovechen cabalmente la oportunidad que brinda la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible (Río+20). En Río debemos establecer la conexión entre la seguridad hídrica y la seguridad alimentaria y nutricional en el contexto de una economía verde. El agua contribuirá decisivamente a crear el futuro que queremos".




^ Subir